Lastres, uno de esos pintorescos pueblos marineros con las casas dispuestas en terrazas, como si todas quisieran asomarse al mar por encima de sus vecinas y a través de hermosas galerías acristaladas, viejos corredores de madera o luminosos ventanales con balcón enrasado. Algunas de las que parecen más antiguas están blasonadas o tienen detalles de arquitectura barroca.

Lastres

El interior del pueblo merece la pena recorrerlo con tranquilidad pues está formado por estrechas callejuelas, a veces tan empinadas que se transforman en largas escalinatas por las que corren las brisas con sabor a salitre y resuenan los gritos de las gaviotas.

La preciosa y singular villa marinera de Lastres, premio Príncipe de Asturias a Pueblo Ejemplar, es una de la más bellas y típicas del litoral asturiano.

Bajando al puerto por la sinuosa calle principal veremos la Torre del Reloj, cuyo campanario civil de vanos en arco de medio punto corresponde a un puesto de vigilancia, al parecer, construido a mediados del siglo XVIII.

Una última rampa de fuerte pendiente nos lleva hasta el muelle, con sus animados restaurantes, sus almacenes para guardar los aparejos de pesca y el edificio de la lonja. En el pequeño dique interior se mantienen do cañones apuntando a la bocana del puerto.

Lastres

Sigueindo la calle principal de Lastres hasta la parte alta del pueblo, llegammos al frondoso emplazamiento de la iglesia de Santa Mará de Sábana. Por detrás de la iglesia la carretera sube hasta el mirador de San Roque, situado al lado de la ermita de San Roque. Desde allí se domina una hermosa panorámica, con Lastres a nuestros pies, enclavado en el rincón más protegido de una bahía bastante abierta. Por contra, la playa de La Griega ocupa la zona más expuesta al oleaje y a las corrientes, lo que favorece la deposición de arena en esa zona de la ensenada. Por detrás, el paisaje termina en las cercanas elevaciones de la sierra del Sueve, incidiendo en la proximidad entre la montaña y el mar que tanto caracteriza el territorio asturiano.

San Roque, Lastres

Desde la zona alta de Lastres, en dirección a Villaviciosa, se encuentra el faro de Lastres, una modesta torre ciliíndrica pintada de balnco, asomada a los impresionantes acantilados del Sable. Desde allí, se alcanza a distinguir el entrante de la ría de Villaviciosa y el puerto de Tazones.