La playa de Estaño es una cala resguardada, hundida en medio de un paisaje, agreste de acantilados y roquedos que caen bruscamente hacia el mar.




La bajamar une dos zonas de arena gruesa a ambos lados de un gran peñasco que se levanta al pie de la playa y que esconde curiosas morfologías erosivas y cubetas llenas de algas (una de las mayores recibe el nombre de “el pozo del cura”.

El entorno ha sido acondicionado con rampas y escaleras de piedra y madera, miradores y un tostadero elevado en el flanco occidental de la playa.

estaño

A pesar de lo apretado del lugar hay sintió para un complejo de apartamentos de típica factura turística, pero afortunadamente, de escaso desarrollo en altura.

Se accede a la playa de Estaño por una empinada y estrecha carretera que parte de La Providencia, en las afueras de Gijón. También se puede acceder a pie por la senda costera de El Cervigón, el punto de partida puede ser el parque de El Rinconín que cuenta con aparcamiento para coches. Una vez allí solo queda disfrutar de un bonito paseo por la senda que hay pegada a la costa hasta la Playa de Estaño.